Archivos del mes: 2 abril 2014

Declaración del #IRPF 2013: los cambios estatales más relevantes. 2/2

Siguiendo la línea de lo expuesto en nuestra última publicación, continuamos con los puntos más relevantes a tomar en cuenta para la declaración de la renta del ejercicio 2013.

I. La Ley de apoyo a emprendedores 14/2013 del pasado 27 de septiembre trajo consigo distintas novedades entre ellas:

1) La Deducción del 20 por ciento de inversión en la suscripción de acciones o participaciones en entidades creadas desde el 29 de septiembre de 2013 consideradas como empresas de nueva o reciente creación con un límite de 50.000€ anuales, siempre que se hayan cumplido determinados requisitos descritos en la ley referida.

2) Por otro lado, se elimina la exención de las ganancias patrimoniales por la transmisión de acciones que solo podrá aplicarse a las ganancias o pérdidas obtenidas antes de la entrada en vigor de esta ley.

3) Se crea una nueva deducción por la inversión realizada desde el 1 de enero de 2013 de beneficios obtenidos en inmovilizado material o inversiones inmobiliarias afectos a las actividades económicas del contribuyente si se hace por una cuantía equivalente a la base liquidable positiva del ejercicio al que correspondan los rendimientos mencionados sin que pueda superar la suma de la cuota íntegra estatal y autonómica del ejercicio en el que se obtuvieron dichos rendimientos de las actividades económicas.

II. Asimismo, aunque proveniente de otra normativa -la Ley 11/2013 de 26 de julio que también refrenda el apoyo al emprendedor-, los contribuyentes que hayan iniciado en 2013 una actividad económica* y no hayan tenido rendimientos netos superiores a 100.000€ anuales según el régimen de estimación directa, podrán reducir en un 20 por ciento los rendimientos netos positivos minorados en su caso por las reducciones previstas en la Ley de IRPF, si en 2013 hubiesen tenido resultados positivos y los ingresos no hubiesen procedido en más de un 50% de una persona o entidad en la que el contribuyente hubiese sido su trabajador.

*Se entenderá que se inició una actividad económica cuando no se hubiera ejercido actividad económica alguna en el año anterior a la fecha de inicio de la misma, sin tener en consideración aquellas actividades en cuyo ejercicio se hubiera cesado sin haber llegado a obtener rendimientos netos positivos desde su inicio.

III. Y conforme a la Ley 16/2012 de 27 de diciembre se amplió la prórroga de la reducción del rendimiento neto por creación o mantenimiento de empleo para 2013.

Escrito por Mauricio Ticó, Fiscalista en Adarve Abogados

Anuncios

Declaración del #IRPF 2013: los cambios estatales más relevantes. 1/2

Ayer comenzó la campaña para presentar la declaración de la renta de 2013 de las personas físicas con varios cambios importantes a considerar respecto de la declaración del año pasado.

Para los que nos han ido siguiendo desde hace tiempo notarán que algunos de esos cambios los hemos ido adelantando desde que se publicó el proyecto de Ley del 4 de octubre de 2012 (refrendado en la Ley 16/2012 de 27 de diciembre); sin embargo dado que ha habido más de una reforma en la normativa tributaria y nadie que no sea asesor fiscal está obligado a la heroicidad de memorizar todas las novedades aplicables en la presente campaña de renta, realizamos a continuación un primer resumen de algunos de los puntos más destacables a tomar en cuenta:

1) Se suprimió la deducción por inversión en vivienda habitual a partir del 1 de enero de 2013.

– No obstante se aplica un régimen transitorio por el que aún podrán practicarse la deducción por inversión en vivienda en el ejercicio 2013 todos aquellos contribuyentes que hubieran adquirido o satisfecho cantidades para la construcción, ampliación o rehabilitación de vivienda antes del 31 de diciembre de 2012 y hayan continuado devengando el gasto en 2013.

2) Los afortunados que hubiesen obtenido premios de azar, en específico, loterías del Estado, Comunidades Autónomas, Organización Nacional de Ciegos Españoles, Cruz Roja habrán visto parcialmente disminuida su suerte por el nuevo gravamen especial del 20% si el premio superó 2.500 euros; este porcentaje ya les fue retenido en el momento del abono del premio. Sin embargo, si no les fue practicada la retención (supuestos en que el premio les haya sido entregado por entidades análogas de carácter europeo) los premiados deberán ingresarlo por su cuenta y declararlo en el modelo 136, pues estas rentas no se integran en la base imponible del IRPF.

3) En la base imponible del ahorro sólo se incluirán las ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales que hubieran permanecido en el patrimonio del contribuyente durante más de un año. Esta medida se adopta con el fin de penalizar fiscalmente los movimientos especulativos.

4) En consecuencia a lo descrito en el párrafo anterior, las ganancias o pérdidas patrimoniales que se deriven de la transmisión de elementos patrimoniales que hayan permanecido menos de un año en su patrimonio, o por las mejoras realizadas a los mismos, se considerarán renta general que integrarán la base general del IRPF.

–  Las ganancias o pérdidas generadas en 2013 bajo este concepto solo podrán compensarse con los saldos que se computen en la base imponible que integren, es decir, la base general..

–  Mientras que las pérdidas generadas entre 2009 y 2012 podrán compensarse únicamente con los saldos de la base imponible correspondiente según su naturaleza.

5) Se modifica la regla de cálculo de la retribución en especie derivada de la cesión de vivienda a los empleados cuando la misma no sea propiedad de la empresa. Es decir, si una entidad no adquiere un inmueble y como es costumbre, lo arrienda para subarrendarlo a su vez a uno de sus empleados la retribución en especie se valorará por el coste para el pagador, incluidos los tributos que graven la operación.

Con anterioridad a la reforma, la retribución de este tipo se valoraba en un 10% del valor catastral o un 5% del valor catastral revisado por el procedimiento de valoración colectiva general a partir del 1 de enero de 1994, sin que la retribución pudiera superar el 10% de los rendimientos por ese empleo, como aún ocurre cuando la empresa sí es la propietaria del inmueble.

Aunque no son los únicos cambios para esta campaña de IRPF, son quizás los que más llaman la atención. Por eso para intentar agotar el tema haremos más publicaciones en los próximos días.

Escrito por Mauricio Ticó, Fiscalista en Adarve Abogados